Seis municipios descertificados iniciaron empalme con la ESANT

publicado por Administrador, 12/08/2016

Esant inició proceso de empalme y acompañamiento a seis municipios descertificados por la Superservicios 

Los municipios Florián, Puerto Wilches, El Playón, Paramo, San Andrés y Piedecuesta; descertificados conforme a último reporte del 2016 por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, iniciaron el proceso de empalme para que el Gobierno Departamental a través de la Empresa de Servicios Públicos de Santander (ESANT), administre sus recursos por concepto del Sistema General de Participaciones para Agua Potable y Saneamiento Básico, al no acreditarse en los cumplimientos de los requisitos establecidos por el Gobierno Nacional en el Decreto 1040 de 2012.

El Equipo de Fortalecimiento ESANT en un primer encuentro con los secretarios de hacienda, asesores de despacho y tesoreros de las seis municipalidades descertificados, informó sobre la documentación que deben presentar para iniciar el acta de empalme, y de esta manera asegurar la prestación de los servicios públicos de agua potable y saneamiento básico de sus usuarios.

La directora administrativa y financiera de la ESANT, Diana Pedraza Torres, explicó que este proceso de empalme consiste principalmente en que, “una vez  los municipios reciben la notificación de descerticados por la Superservicios, la Gobernación y ESANT iniciamos una ruta que consiste en primera instancia en efectuar un  empalme y transición con los municipios, para que a tiempo entreguen  la información necesaria, y de esta manera el departamento asuma las competencias derivadas de la descertificación, y posteriormente realicemos los procedimientos presupuestales correspondientes” informó la funcionara.

Pedraza Torres insistió ante los funcionarios de los municipios descertificados la agilización en la entrega de la información solicitada para que, “no se afecte la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo; y conforme en la entrega efectiva de la información requerida en el empalme, conoceremos también el estado presupuestal o contractual del municipio descertificado”.

Luz Angélica Escobar Ávila, funcionaria del Equipo de Fortalecimiento,  indicó que los seis municipios descerticados contarán con apoyo constante por la ESANT en aquellos puntos o requisitos que deban cumplir para lograr de nuevo su certificación por la Superservicios.

Nosotros guiamos a los municipios en todos los  aspectos a cumplir para su recertificación, en especial hacemos énfasis en el requisito de acuerdo de porcentaje de subsidios y contribuciones, porque este ha sido una de las causas de mayor incumplimiento en las administraciones. A través  del equipo técnico efectuamos las correcciones, y posteriormente les indicamos las pautas para su debido ajuste y cargue en Sistema Único de Información (SUI)”.

Así opera la ruta de empalme de los municipios descertificados establecida por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio que deberán cumplir ante  la ESANT.

Cuadro

Conozca el ABCÈ de la descertificación

Municipios destacan asesoría y respaldo de la ESANT

Para el secretario de Hacienda de Piedecuesta, Juan Bernal Ojeda, la asistencia y guía de la Empresa de Servicios Públicos de Santander (ESANT), es “transcendental para corregir los errores presentados en la vigencia del 2014”, asimismo resaltó que, mediante los procesos administrativos y financieros que adelante la entidad serán por la optimización y garantía en la prestación de los servicios públicos de los usuarios.

El tesorero del municipio de San Andrés, Luis Agustín Flórez Jaimes, resaltó el acompañamiento de la ESANT para “mejorar la administración de sus recursos, y la guía que presta el  Equipo de Fortalecimiento para volvernos a certificar ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios”.

Patricia Mendoza,  asesora de servicios públicos y domiciliarios del municipio El Playón, expresó que, “pese a perder la certificación por la Supeservicios , la  ESANT nos garantiza que nuestros recursos serán invertidos en las necesidades o proyectos de acueducto y alcantarillado de nuestro municipio”.

 

Por la cultura de la prevención en riesgos laborales 2