Tras una histórica escasez, Guavatá recibirá agua potable

publicado por Administrador, 16/05/2019

Con tan solo dos días de verano, la comunidad de Guavatá se quedaba sin agua potable. Consciente de esta sentida necesidad que durante años han sobrellevado los guavateños por la falta de el líquido vital, el gobernador de Santander Didier Tavera Amado y la Gerente Monica Paola Monsalve, dieron inicio a la construcción de todas las obras necesarias para aumentar el caudal en el municipio de 3.75 litros a 9 litros por segundo.

Esta escasez ya no será una angustia para la calidad de vida del pueblo, ni mucho menos un obstáculo para quienes le apuestan a fortalecer el turismo en en la ‘Capital Mundial de la Guayaba’. Pues además de mejorar las condiciones de vida de las familias, también se abrirán amplias posibilidades de inversión y crecimiento de la infraestructura física.

“Siento una gran alegría de poder cumplir esta promesa que le hice a los guavateños de tener una mejor conducción, aducción y entrega de este preciado líquido, como es el agua. Logramos mejorar la captación y obviamente la disposición. Pero más allá de eso, es ver el desarrollo y los sueños de estas familias guavateñas”, manifestó el gobernador de Santander, Didier Tavera Amado.

Por su parte, la alcaldesa de Guavatá, Dayanni Pinzón agradeció al Mandatario Seccional por ser el respaldo de su gestión y destinar estos recursos para hacer realidad esta petición tan anhelada: “Estoy feliz con la vida, con Dios y por supuesto con el gobernador de Santander por cumplirles a los guavateños, en realidad le cumplió a los niños, a los jóvenes, a los adultos mayores, al pueblo. El agua es desarrollo, el agua es vida, por eso querido gobernador solo me resta decirle gracias, gracias por cumplir, como usted dice, con el valor de su palabra empeñada. La construcción de este acueducto es un sueño hecho realidad gracias”.

Más de 4.000 millones de pesos destinó el Mandatario Departamental para dar solución definitiva a esta problemática de desabastecimiento. Las obras que comenzaron a construirse son la cámara de captación en el sitio conocido como Pozo Verde, la estructura del desarenador, la planta de tratamiento de agua potable para los 9 litros y la línea de conducción en una longitud aproximada de 10.288 metros lineales con una tubería de 6 pulgadas.

“La falta del preciado líquido sólo la valoran quienes hemos padecido enormemente a través de la historia la falta del agua. Aquí con dos días de verano, la escasez es enorme, por lo tanto estamos inmensamente orgullosos al recibir la presencia del señor gobernador Didier Tavera, y más cuando viene cargado de esta importantísima obra tan necesaria para el municipio, como es la construcción del acueducto”, expresó Jorge Eliecer Arguelles, miembro del Concejo Municipal.